viernes, 27 de julio de 2018

Preservativos inseguros




Es de obligado cumplimiento preguntarse, ¿dónde compran los consumidores los preservativos? El principal mecanismo de prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) para nuestros jóvenes (y no tan jóvenes) que queremos que dispongan de las garantías sanitarias exigidas en la normativa vigente pero luego compramos la mejor oferta.

¡Un inciso! No vendría nada mal recuperar algunos valores que nuestra sociedad ha dejado en el camino. No debemos olvidarnos de los consejos que nuestros padres y abuelos nos han dejado en herencia.

No podemos olvidar que los preservativos, como cualquier producto sanitario puesto a disposición del consumidor deber cumplir una serie de garantías sanitarias. ¿Raro? No, es real. Comparto con vosotros el siguiente enlace donde la Agencia Estatal Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS-Nota informativa Productos Sanitarios 7/2018) alerta la detección de preservativos falsificados de la marca Durex en el mercado Serbio, y seguramente en el español.

Se han detectado falsificaciones de cuatro modelos diferentes de preservativos “Durex” en presentaciones de 3 unidades: Modelos “Classic”, “Extra Safe”, “Tickle Me” y “Feel Thin”. El resto de la información se presenta en los idiomas húngaro, búlgaro, rumano y serbio. La AEMPS no puede descartar que los productos falsificados se introduzcan en el mercado español a través de redes de distribución distintas a la del fabricante y los distribuidores identificados.

Y aprovecho para sugerir algunas ideas básicas que seguro que te ayudarán. Son tan sencillas, que ni las pensamos:

1.- Adquiere productos etiquetados en castellano.

2.- Ante cualquier duda, pregunta al profesional sanitario.

3.- Como consumidor elige correctamente en establecimiento donde compras los productos que luego usaras, y si compras por internet hazte la siguiente pregunta: ¿Sabes a quién compras y lo que compras?

4.- Lo barato te saldrá caro.

5.- Te invito a pensar: ¿Por qué vemos normal pagar 1,10, 1,20 e incluso 1,50 euros por un café en un bar/cafetería, y exigimos un medicamento en la oficina de farmacia por menos de 1 euro?

jueves, 5 de julio de 2018

¡Farmacéuticos A2, “pa” cuando!




Que mejor motivo para retomar este proyecto que el origen del mismo. Comparto esta entrada con compañeros farmacéuticos que desconocen tal opción. Las únicas salidas profesionales al finalizar la carrera no son la oficina de farmacia ni el FIR.

Exactamente se trata de personal funcionario del Cuerpo Superior Facultativo de la Junta deAndalucía, opción A1.2008, que generalmente ocupan puestos de trabajo en la Consejería de Salud, Delegaciones Territoriales de la misma y Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud (SSCC SAS), o en cualquier otra Consejería de la Junta de Andalucía.

Técnicos cualificados y especializados que trabajan de asesores en áreas como legislación y ordenación farmacéutica, planificación e investigación sanitaria, gestión de la prestación farmacéutica, uso racional del medicamento y productos sanitarios, cosméticos… Y áreas compartidas con otros profesionales en el ámbito de la salud pública (seguridad alimentaria, laboratorio de salud pública, salud ambiental o vigilancia epidemiológica), inspección y reclamaciones en materia de consumo, seguridad de productos, emergencias sanitarias, control de análisis de alimentos y del medio ambiente, entre otras.

Pero desgraciadamente no muy útil para la Administración andaluza que lleva desde el año 2005 sin ofertar plazas de acceso libre (oposiciones) a este cuerpo de funcionarios. Perdón, una breve rectificación. Se han ofertado recientemente mediantela OEP 2017, 2 plazas para farmacéuticos. Sí! 2 plazas.

Sorprende, pero es cierto, los farmacéuticos que obtuvieron plaza como funcionarios de la Junta de Andalucía en las correspondientes OEP 2002, 2003 y 2005 son los últimos que pudieron optar a una plaza pública en la Administración andaluza.

No les voy a contar las condiciones en las que se encuentran los farmacéuticos funcionarios de la Subdirección de Farmacia de los SSCC del SAS o lo que va quedando de ellos, ni el número y las condiciones en las que se encuentran los farmacéuticos en las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Salud. Solo un dato, las más de 8.000.000 de personas que habitan en la Comunidad Autónoma de Andalucía tienen a su disposición un número de funcionarios farmacéuticos que resulta ridículo. Eso sí, cada uno de estos profesionales defiende y trabaja por el puesto que ocupa como servidor público.

Sí, farmacéuticos funcionarios. Es preciso señalar que cualquier licenciado en Farmacia tiene el derecho de poder optar a ocupar un puesto de trabajo en su Administración Pública, y por supuesto, que se garanticen los principios de igualdad, mérito y capacidad. Situación que no siempre se produce.

No puedo terminar sin mencionar las indecentes condiciones que van a regir la próxima convocatoria de plazas para el Cuerpo Superior Facultativo de InstitucionesSanitarias de la Junta de Andalucía, especialidades de Farmacia y Veterinaria (Funcionarios A1.4 del SAS), donde las pruebas de acceso no son iguales para todo licenciado en Farmacia o Veterinaria que se atreva a ir a estas oposiciones.

Por supuesto que vale la pena. Es verdad que el camino es duro y que a fecha de hoy no somos todos iguales. Sin embargo, no olvides que tienes ese derecho como farmacéutico, y esa ilusión como profesional.

No olvides disfrutar del día!

Post destacados