Bisfenol A (BPA)

¿No existe riesgo para la salud de los consumidores?



El bisfenol A es una sustancia química que se utiliza en combinación con otros productos químicos para la fabricación de plásticos ‘policarbonatos’ y resinas epoxi. 

Los policarbonatos son plásticos transparentes y rígidos de alto rendimiento utilizados para fabricar envases alimentarios, como botellas retornables de bebidas, envases de alimentación infantil, botellas y vajillas. De igual modo, los residuos de BPA están presentes en las resinas epoxi, utilizadas para fabricar recubrimientos protectores de latas de alimentos. El bisfenol puede migrar en pequeñas cantidades a los alimentos y bebidas almacenados en este tipo de materiales.

El Comité de Evaluación de Riesgos (CAR) de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas –ECHA- adoptó el dictamen que actualiza la clasificación y etiquetado armonizado (CLH) del bisfenol A, de tóxico para la reproducción de categoría 2 a la categoría 1B tóxico para la reproducción en relación con los efectos adversos sobre la función sexual y la fertilidad.  

BPA ya estaba clasificada en el anexo VI del Reglamento CLP como una sustancia sospechosa que puede perjudicar a la fertilidad, que pueden irritar las vías respiratorias y provocar reacciones alérgicas en la piel, y como sustancia que causa lesiones oculares graves. 

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria –EFSA- acaba de publicar el último informe de re-evaluación sobre la exposición al BPA. El informe de expertos de la EFSA concluye que los niveles de exposición actuales de BPA no plantean riesgo alguno para la salud de los consumidores.



Comentarios

Entradas populares de este blog

5 cosas que debes saber del fármaco Senshio®

Preservativos inseguros