sábado, 17 de mayo de 2014

Autorizado el uso de Advantame, nuevo edulcorante




El uso de la sustancia advantame como edulcorante intensivo en productos alimenticios y de mesa en sustitución de azúcares calóricos, como sacarosa, glucosa o fructosa, permitiría reducir el contenido calórico de los alimentos. La inclusión de advantame como edulcorante en las categorías de alimentos para los que se autoriza el uso de edulcorantes con arreglo al anexo II del Reglamento (CE) 1333/2008 proporcionará a los fabricantes mayor flexibilidad a la hora de crear alimentos de valor energético reducido con un sabor similar al de sus equivalentes de valor calórico no reducido (considerándose una mejora tecnológica).

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) evaluó la seguridad de advantame utilizado como aditivo alimentario y emitió su dictamen favorable a fecha 31 de julio de 2013. La EFSA estableció la ingesta diaria admisible (IDA) de advantame en 5 mg/kg de peso corporal. Según las investigaciones, la exposición a este tipo de edulcorante por parte de los consumidores (incluyendo a los niños), se mantuvo por debajo de la ingesta diaria admisible para las dosis propuestas. Advantame usado como edulcorante no constituiría un problema de seguridad en los usos y dosis propuestos.

La Unión Europea autoriza el uso de advantame como edulcorante en las categorías de alimentos relacionadas a continuación, especificadas en el anexo I del Reglamento (UE) 497/2014 de 14 de mayo de 2014 y le asigna el número E 969 como aditivo alimentario.

Relación de categorías de alimentos:
  • Productos lácteos fermentados aromatizados, incluso tratados térmicamente.
  • Helados.
  • Frutas y hortalizas en vinagre, aceite o salmuera.
  • Frutas y hortalizas en conserva.
  • Preparados de frutas y hortalizas, excepto la compota.
  • Confitura extra y jalea extra.
  • Confituras, jaleas, «marmalades» y crema de castañas.
  • Otros productos similares para untar a base de frutas u hortalizas.
  • Productos de cacao y de chocolate.
  • Otros productos de confitería, incluso las micropastillas para refrescar el aliento.
  • Goma de mascar.
  • Decoraciones, recubrimientos y rellenos (excepto determinados rellenos a base de frutas).
  • Cereales de desayuno.
  • Bollería fina.
  • Pescado y productos de la pesca elaborados, incluso moluscos y crustáceos.
  • Edulcorantes de mesa líquidos.
  • Edulcorantes de mesa en polvo.
  • Edulcorantes de mesa en comprimidos.
  • Mostaza.
  • Sopas y caldos.
  • Salsas.
  • Ensaladas y productos aromatizados para untar bocadillos.
  • Alimentos dietéticos destinados a usos médicos especiales.
  • Alimentos dietéticos para controlar el peso destinados a sustituir la ingesta diaria total o una comida aislada.
  • Néctares de fruta.
  • Bebidas aromatizadas.
  • Cerveza y bebidas a base de malta.
  • Sidra y perada.
  • Otras bebidas alcohólicas, incluso bebidas alcohólicas de alta graduación con menos del 15 % de alcohol, y mezclas de bebidas alcohólicas y no alcohólicas.
  • Productos de aperitivo a base de patatas, cereales, harinas o almidones.
  • Frutos secos elaborados.
  • Postres (salvo excepciones).
  • Complementos alimenticios sólidos, incluso en cápsulas, comprimidos y similares.
  • Complementos alimenticios líquidos.
  • Complementos alimenticios en forma de jarabes o pastillas masticables.

Ver Reglamento (UE) 497/2014 de la Comisión de 14 de mayo de 2014 por el que se modifican el anexo II del Reglamento (CE) 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo y el anexo del Reglamento (UE) 231/2012 de la Comisión por lo que se refiere al uso de advantame como edulcorante.

No hay comentarios:

Post destacados