ADVICE: ¿Cómo realizar una toma de muestras?



La toma de muestras (reglamentaria) debe realizarse mediante acta formalizada, al menos por triplicado, ante el titular de la empresa o establecimiento sujeto a inspección, o ante su representante legal o persona responsable, y en defecto de los mismos, ante cualquier dependiente.

Cuando las personas anteriormente citadas se negasen a intervenir en el acta, ésta será autorizada con la firma de un testigo, si fuere posible, sin perjuicio de exigir las responsabilidades contraídas por tal negativa. El acta será autorizada por el inspector actuante en todo caso.

En el acta se transcribirán íntegramente todos los datos y circunstancias que sean necesarios para la identificación de las muestras.

Cada muestra constará de tres ejemplares homogéneos, que deben ser acondicionados, precintados, lacrados y etiquetados de manera que con estas formalidades y con las firmas de los intervinientes estampadas sobre cada ejemplar, se garantice la identidad de las muestras con su contenido, durante el tiempo de la conservación de las mismas. 

Depósito de los ejemplares:
  • Si la empresa o titular del establecimiento donde se levante el acta son fabricantes, envasadores o marquistas de las muestras recogidas y acondicionadas en la forma especificada anteriormente, uno de los ejemplares quedará en su poder, bajo depósito en unión de una copia del acta, con la obligación de conservarla en perfecto estado para su posterior utilización en prueba contradictoria si fuese necesario (la desaparición, destrucción o deterioro de dicho ejemplar de la muestra se presumirá maliciosa, salvo prueba en contrario). Los otros dos ejemplares de la muestra quedarán en poder de la inspección, remitiéndose uno al laboratorio que haya de realizar el análisis inicial.
  • Si el propietario del establecimiento o la empresa inspeccionada actúa como distribuidor del producto investigado, quedará en su poder una copia del acta pero los tres ejemplares de la muestra serán retirados por la inspección, en cuyo caso, uno de los ejemplares se pondrá a disposición del fabricante, envasador o marquista interesado o persona debidamente autorizada que le represente (para que la retire si desea practicar la prueba contradictoria) remitiéndose otro ejemplar al laboratorio que haya de realizar el análisis inicial.

Las cantidades que habrán de ser retiradas de cada ejemplar de la muestra serán suficientes en función de las determinaciones analíticas que se pretendan realizar y, en todo caso, se ajustarán a las normas reglamentarias que se establezcan y, en su defecto, a las instrucciones dictadas por los organismos competentes.


Artículo 15 del Real Decreto 1945/1983, de 22 de junio, por el que se regulan las infracciones y sanciones en materia de defensa del consumidor y de la producción agro-alimentaria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

5 cosas que debes saber del fármaco Senshio®

Controles sanitarios en aeropuertos y puertos antes de entrar en España

Nuevos Farmacéuticos "A4" de la Junta de Andalucía