Inmunización activa

Vacunación


Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la inmunización previene cada año entre 2 y 3 millones de defunciones por difteria, tétanos, tos ferina y sarampión.

La inmunización permite al organismo luchar contra los gérmenes, generando anticuerpos protectores frente a los antígenos expuestos, protegiendo al organismo de enfermedades.

La inmunización activa o vacunación consiste en administrar a una persona sana antígenos atenuados (muertos o debilitados) del germen, provocando la producción de anticuerpos y la inmunidad. De este modo, en su caso, el sistema inmunológico del organismo podrá recordar el germen y luchará contra él.

La cobertura vacunal mundial (proporción de niños de todo el mundo que reciben las vacunas recomendadas) se ha mantenido estable en los últimos años. Por ejemplo, el porcentaje de lactantes completamente vacunados contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) e ha mantenido estable al 83% en los últimos 3 años.

En el año 2012, según estimaciones de la OMS, los servicios de inmunización sistemática no pudieron acceder a 22 millones de lactantes de todo el mundo (Más de la mitad de ellos viven en la India, Indonesia y Nigeria).

La OMS está colaborando con los países con el fin de mejorar la cobertura vacunal mundial, en particular mediante las iniciativas adoptadas por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2012.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

5 cosas que debes saber del fármaco Senshio®

Controles sanitarios en aeropuertos y puertos antes de entrar en España

Se convoca oposición de Inspección Farmacéutica A1.21